Histórico de Oraciones Dominicales de Pascua en la U.P.Portugalete

 

 


OTOITZEAN ETXEAN 2020

 

ORANDO

DESDE CASA

 

LA TRINIDAD

 



Nos disponemos a Orar

Hasiko gara

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo

 

Nos disponemos a orar, a estar un rato con el Señor, conscientes ahora de su compañía amorosa. Necesitamos “hacer silencio” para dejarnos sorprender por el Señor… y así poder revisar ciertas imágenes no muy sanas de Dios que pueden dominar nuestro imaginario y muchas veces nuestra experiencia.

Escuchamos esta primavera de Vivaldi para que alegre nuestro ánimo y nos ponga en actitud agradecida.

https://www.youtube.com/watch?v=5Eaxcioiy2w

Tras escuchar esa música que nos habla de vida, podemos leer, a modo de “monición de entrada”, estos pensamientos del papa Francisco y de algunos pensadores. Pensamientos que nos disponen a escuchar bien al Dios Trinitario.


 

“Es importante creer que Dios es don, que no actúa tomando, sino dando. ¿Por qué es importante? Porque nuestra forma de ser creyentes depende de cómo entendemos a Dios. Si tenemos en mente a un Dios que arrebata y se impone, también nosotros quisiéramos arrebatar e imponernos: ocupando espacios, reclamando relevancia, buscando poder. Pero si tenemos en el corazón a un Dios que es don, todo cambia. Si nos damos cuenta de que lo que somos es un don suyo, gratuito e inmerecido, entonces también a nosotros nos gustaría hacer de nuestra vida un don. Y así, amando humildemente, sirviendo gratuitamente y con alegría, daremos al mundo la verdadera imagen de Dios”.

Papa Francisco

 

“Ahora bien, tan fuerte es el vínculo que el poeta sevillano (Machado) ve entre “Dios” (el “Dios gratuito·”) y la misma evolución de la sociedad que no concibe un cambio sustancial de esta sin que previa y causalmente no haya habido un “cambio de dioses”.

González Ruiz

 

“Los hombres han comprendido siempre que sin un cambio de dioses todo continúa aproximadamente como estaba, y que todo cambia, más o menos catastróficamente, cuando cambian los dioses”.

Juan de Mairena XXIX

 

Los cristianos podemos estar prisioneros de imágenes deformadas de Dios. María Teresa Thubaut dice: “La peor de nuestras esclavitudes es, sin lugar a dudas, la de nuestras falsa ideas de Dios”... necesitamos liberarnos de ella, descubrir un rostro de Dios que nos hag vivir... y, desde luego, la Trinidad, que es fuente de vida puede liberarnos de extrañas imágenes de “dios”.

 

“Hay que sanar nuestras imágenes de Dios…Tener malas imágenes de Dios es una  enfermedad. Daña el espíritu…. Una mala imagen de Dios es dañina para nuestra vida y para nuestro espíritu…. Hay que sanar la interioridad para hacer que la persona viva mejor y sea más persona. Esto vale para las representaciones enfermas de Dios que contaminan la interioridad y dañan el espíritu…. Tenemos que esforzarnos por una buena representación de Dios. Nos va en ello el respeto al honor de Dios y a nuestra propia salud espiritual….Y nos jugamos la salud de la colectividad”.

 JM Mardones. (Matar a nuestros dioses)

 

Reflexiona: ¿Qué imágenes de Dios dominan en el imaginario, y la experiencia de muchos cristianos que tú conoces, por ejemplo, en tu comunidad y entre tus conocidos? Y ¿en tú caso?

 

Proseguimos y nos mantenemos…………En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=ypPX2ks0Ey4 Dios Trino de Rene Bautista

 

En nombre del Padre, en nombre del Hijo,

en nombre del Santo Espíritu estamos aquí (2).

 

Para alabar y agradecer, bendecir y adorar estamos aquí a tu disposición

Para alabar y agradecer, bendecir y adorar estamos aquí, Señor, Dios Trino de amor.

 

En nombre del Padre, en nombre del Hijo,

en nombre del Santo Espíritu estamos aquí (2).

 

Para escuchar y acoger tu palabra y seguir estamos aquí a tu disposición.

Para acoger y compartir, degustar tu alimento estamos aquí Señor Dios Trino de amor.

Pedimos perdón

Antes de proseguir pedimos perdón al Señor porque quizás nuestra realidad de Dios Trinidad es algo “un tanto ajeno” a nuestras vidas cotidianas.

 

— A menudo podemos utilizar esta invocación de un modo mecánico sin detenernos a pensar en su importancia, en lo asombroso de su realidad.

                   *Padre, no queremos se repita.

 

— Parece que la Trinidad con frecuencia no está presente, actuando o dinamizando nuestras vidas.

                      *Espíritu Santo, no nos dejes de tu mano.

 

— Creer en el Dios Trinidad no es algo superfluo, sino que nos hace vivir creciendo a imagen de Dios como seres de comunión.

                      *Señor Jesús, que nunca olvidemos esta fuente de vida.

 

Alabemos a este Dios Trinidad, fuente de comunión y fraternidad, espacio de acogida vital y de impulso evangelizador que nos lleva a cuidar y sanar la realidad. Escuchamos este gloria trinitario.  

 

www.youtube.com/watch?v=-OhznnWqAVY

 

 

Nos dirigimos al Padre con esta oración:

 

Tú, Padre de entrañas de misericordia,

no estás lejos de nosotros, sino que nos habitas

y nos haces templos del Espíritu Santo,

que nos posibilitas vivir la misma vida de Jesús

siendo Él la vid y nosotros los sarmientos.

 

Acogiendo tu Palabra,

que sepamos comprender vitalmente esa vida trinitaria

y así vivirla contigo, haciéndola realidad en una Iglesia,

que sea manifestación de esa comunitariedad ante el mundo

y nos sostenga en los trabajos por hacer con nuestros hermanos

una sociedad, espacio de vida para todos. Por NSJC.

Acogemos la Palabra                                                 JESUKRISTOREN HITZA

Lectura del santo Evangelio según San Juan 3, 16-18

 

 

Dijo Jesús a Nicodemo:

 

—Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único, para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él, no será condenado; el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.

 

 


Durante este tiempo puedes poner esta música para interiorizar lo leído. Mientras lo disfrutas relee el texto con calma subrayando aquello que más llegue a tu corazón. Dejando que resuene en tu interior.

 

www.youtube.com/watchv=eiouj6HkjfA&list=RDRC7GeMZmp3A&index=22

Oramos a modo de lectio divina                                                     OTOITZA

Paso 1 Lectio: ¿Qué dice el texto?

 

Atiende a todos los detalles posibles. Fíjate en las expresiones del texto: “tanto amó Dios”, “tener vida eterna”, “ser salvado”. También en las repeticiones del verbo “creer”. ¿Para qué se nos ha dado al Hijo? ¿Qué Dios se nos revela en este texto?

Paso 2 Meditatio: ¿Qué me dice Dios a través del texto?

 

Atiende a tu interior… ¿Qué quiere decir para ese amor del Padre al mundo, el darme a su Hijo? ¿En qué o quiénes lo noto y lo vivo? ¿Hasta qué punto este “dar”, esta entrega del Hijo me empuja a al amor? ¿En qué o quién he experimentado ese ser salvado/a? ¿Dónde experimento la hostilidad del “mundo”?

Paso 3 Oratio: ¿Qué le dices a Dios gracias a este texto?

 

Me pongo ante el Señor con mi verdad desnuda. Puedo pedirle que no deje de dárseme para hacer nacer en esa experiencia de vida eterna. También le puedo pedir confianza para afrontar el mundo y amarlo como esta Trinidad lo ama y lo cuida.

Paso 4 Actio: ¿A qué te compromete el texto?

 

¿Qué dimensión de mi vida puedo cambiar? ¿Qué hacer en concreto, por poco que sea, para acogerle y creer con hondura en Él? ¿Cómo arrimar el hombro con Jesús y su Padre para salvar el mundo? ¡Algo que esté en mi mano de modo realista!

 

Concluyo este tiempo aprovechando esta canción de Salome Arricibita para interiorizar la palabra.

 

https://www.youtube.com/watch?v=0Rb9ZX3RyAw

 

En el Nombre del Padre, aprender a esperar

en el Nombre del Padre, perdonar y sanar

en el Nombre del Padre, celebrar y abrazar

en el Nombre del Padre, ofrecer un hogar

En el Nombre del Hijo, vivir para amar

en el Nombre del Hijo, amar sin mirar

en el Nombre del Hijo, mirar sin juzgar

en el Nombre del Hijo, sembrar siempre paz

 

EN EL NOMBRE DEL PADRE, EN EL NOMBRE DEL HIJO

QUE EL ESPÍRITU SOPLE PARA ESTAR SIEMPRE VIVOS

EN EL NOMBRE DEL PADRE, EN EL NOMBRE DEL HIJO

QUE EL ESPÍRITU SOPLE PARA VIVIR UNIDOS.

 

Que el Espíritu sople y renueve cada alma

que el Espíritu sople y abramos las alas

que el Espíritu sople y nos puedan las ganas

de dejar que entre dentro y ventile la casa.

Te damos gracias Padre                                                  ESKERRAK EMONEZ

Y ahora con el corazón esponjado puedo dar gracias a ese Dios Trino y luego pedirle fuerza.

 

- Levantemos el corazón. Lo tengo levantado ante el Señor.

- Demos gracias al Señor nuestro Dios. Es justo y nos hace gozar.

 

Antes de hacer la oración contempla esa “imagen” de la Trinidad viendo ese movimiento “concéntrico” de la base que se convierte en movimiento “centrífugo” en la parte alta.

 

-  Es bueno y nos hace bien darte gracias Señor, Dios Trinidad, fuente de vida, porque dar gracias nos lleva a encontrarnos con quien es don para nosotros y nos saca de nosotros mismos. Y hoy queremos darte gracias a Ti, Dios Trinidad, porque aunque seas un misterio no eres un Dios solo, solitario, estático. Te intuimos como una danza de vida que “recoge” y se abre a acoger a otros. Eres un movimiento de amor que enlaza y provoca encuentros.

 

- Gracias porque al vivir habitados por Ti, ¿no somos a tu imagen?, descubrimos, movidos por la danza de amor de la Trinidad, que vivir es dar, acoger, compartir vida, que los hombres no vivimos sino que convivimos, que podemos y debemos ser compañeros de camino.

 

 


- Y por eso ahora con todos los hombres y mujeres que a lo largo de la historia y en estos momentos de dificultad hacen de su vida un “icono” de tu realidad trinitaria, fundamento de la existencia, te queremos cantar:

 

Eskerrik asko Jauna

Oración                                                                                 GURE OTOITZA

Gustando la bondad y belleza de la vida que Tú eres y nos regalas, nos animamos a situarnos ante Ti descubriendo nuestras limitaciones, que esperamos que Tú nos ayudes a superarlas:

 

— Nos preocupa nuestra Iglesia que anhelamos, como Tú, sea icono de la Trinidad en medio de nuestra sociedad, casa que acoge a todos y nos capacita para regalar al mundo esta manera de vivir.

 

+ DIOS TRINIDAD, QUE TU IGLESIA SE DEJE INVADIR POR TI.

 

— Nos preocupa que este tiempo que nos ha obligado a estar separados nos deje unas cicatrices que fomenten el aislamiento, el individualismo o la indiferencia.

 

+ DIOS TRINIDAD, DANOS SABIDURÍA PARA NO CAER EN ESA TENTACIÓN.

 

— Somos conscientes de que corremos el riesgo de salir de esta situación dejando, como otras veces, a gente en el camino. Que en esta situación los cristianos seamos fuente de solidaridad como reflejo de la Trinidad.

 

+ DIOS TRINIDAD TRABÁJANOS, QUE SEAMOS A TU IMAGEN Y SEMEJANZA.

 

— Deseamos que seas fuente de nuestras vidas familiares, laborales, vecinales, ciudadanas. Que estén siempre impregnadas por esa danza de amor que Tu eres.

 

+ DIOS TRINO, CONCÉDENOS SER MANIFESTACIÓN DE LO QUE CREEMOS.

 

Y convencidos de que como eres Padre que nunca abandonas a tus hijos te decimos:

 

GURE AITA / PADRE NUESTRO.........................

 

Terminamos nuestra oración. Gloria al padre, gloria al hijo, gloria al espíritu santo, como era en el principio ahora y siempre. Por los siglos de los siglos Amén. 

 

Y nos despedimos escuchando “Dios Trino y Uno” de Juan Jáuregui.

 

 

www.youtube.com/watch?v=7oQtV_Fd5q0

 

El Dios uno y trino misterio de amor,

habita en los cielos y en mi corazón (2)

 

1. Dios escondido en el misterio,

como la luz que apaga estrellas;

Dios que te ocultas a los sabios,

y a los pequeños te revelas.

 

2. No es soledad es compañía,

es un hogar tu vida eterna,

es el amor que se desborda

de un mar inmenso sin riberas.

 

3. Padre de todos, siempre joven

al Hijo amado eterno engendras,

y el Santo Espíritu procede

como el Amor que a los dos sella.

 

4. Padre en tu gracia y tu ternura,

la paz y el gozo y la belleza,

danos ser hijos en el Hijo

y hermanos todos en tu Iglesia.

 

5. Al Padre, al Hijo y al Espíritu,

acorde melodía eterna,

honor y gloria por los siglos

canten los cielos y la tierra.


Domingo de la Santísima Trinidad
A_Orac_Dom_Stma_Trinidad.pdf
Documento Adobe Acrobat 794.3 KB

 

Histórico de Oraciones Dominicales de Pascua en la U.P.Portugalete

 

Tercer domingo de Pascua

Cuarto domingo de Pascua

Quinto domingo de Pascua

Sexto domingo de Pascua

La Ascensión

Pentecostés